jueves, 14 de diciembre de 2017

La Navidad llega a clase


Parece que la Navidad ha llegado a nuestra clase. Este año, además de decorarla con los motivos navideños de siempre, hemos aprovechado los que habéis hecho en casa y hemos decorado la clase por fuera. 



Para seguir trabajando con nuestro proyecto de las 3R hemos usado un poco nuestro ingenio. Hemos reutilizado un poco y, con tetrabrik de nuestros desayunos, hemos creado nuestro propio árbol de navidad. En las fotos podéis ver el proceso de elaboración, empezando por saber cómo podíamos crear el árbol, para ello contamos con algunos futuros arquitectos de la clase. En este proceso vimos que era mejor usar una caja de tissues para el tronco que tetrabrik.




Al final también decidimos colocar nuestras fotos e iluminarlo para que quedara más bonito. 




Después de todo el trabajo con el árbol, me acordé que el día anterior una de las compañeras de clase nos había comentado que había ido al centro de Málaga a ver las luces de Navidad. Por este motivo les pregunté si querían decorar nuestra miniciudad como si celebraran la navidad, la respuesta fue un sí rotundo, pero ¿cómo?


Compañera explicándonos por donde podríamos poner las luces de Navidad


Para ello nuestra compañera nos indicó que había que poner luces cómo si fuera “una corona”.  Luego les surgió la idea de poner nieve con plastilina blanca como si fuera nieve y decorar uno de los árboles. Os dejo un vídeo para que veáis el resultado.

Día de la Constitución: recomponemos la bandera


La semana pasada celebramos el Día de la Constitución española y nos enfrentamos a un reto: recomponer la bandera de España.


En un tablero de Bee-Bot nos encontramos con la bandera de España pero dividida en tres trozos. Teníamos que recuperar esos tres trozos para recomponerla. En pequeños grupos usaron una plantilla para programar a nuestra amiga Estrella. 


Como podéis observar la forma de interpretar los comandos a introducir dependía de cada grupo, por ejemplo, para que Estrella se moviera  4 casillas habían programado de estas dos formas posibles:


Ambas son validas y nos permiten trabajar la descomposición numérica, la suma y, claro está, el lenguaje de programación.


Una vez conseguida las tres partes las unimos y usamos la tablet para descubrir la sorpresa que se escondía en la bandera. Sabíamos que había alguna sorpresa porque en el último trozo aparecía al lado un símbolo de Aurasma.




Después de usar la app. pudimos ver que se encontraba escondido un trailer de una película. En cuanto vieron a Auggie con el casco descubrieron que se trataba de la película del libro que tenemos en clase: Wonder.



Después estuvimos hablando sobre lo que vimos en el tráiler y nos miramos en un espejo mágico (una app. de la tablet que te permite cambiar nuestra cara). Cada uno de ellos se miro en el “espejo mágico” y fueron expresando cómo se sentirían si fueran realmente cómo veían en él. Surgieron muchas ideas pero una que se repitió fue que  “nos daría pena ver a un niño así”. Es la primera emoción que surge en estas edades, pena por una enfermedad, demostrando que suelen ser más empáticos que muchos adultos, pero… ¿a Auggie le gustaría que los demás sintieran pena por él? 



Volvimos al libro y nos dimos cuenta que no quiere que sientan pena, ni miedo, ni que se rían de él… lo que que quiere es que todos lo miren como un niño que es, solo quiere que la gente cambie "su manera de mirar", porque "aunque no es un niño normal hace cosas normales". Pero es que: "TODOS SOMOS ÚNICOS". 

Llegado aquí era el momento de hablar del derecho de todo español a ser tratado igual que el resto de españoles. Después, bandera en mano, pudimos escuchar en el hall del colegio el himno de España.



Estrella tuneada para la ocasión.
Por cierto, algunos niños y niñas de clase ya me han comendado que van a ir a ver la película. Espero que les guste.

lunes, 4 de diciembre de 2017

Hoy nos visita...


La semana pasada tuvimos la suerte de que nos visitara a clase el papá de E.M. para hablarnos sobre las placas solares fotovoltaicas. Pero antes de que se pusiera manos a la obra, cada equipo le presento los proyectos en los que están trabajando en clase.


El tener un experto en placas solares nos vino genial para resolver algunas dudas que teníamos en cuanto el almacenaje de la energía obtenida por las placas, el material del que estaba hecho, etc. Además descubrimos que existen huertos solares y que existen dos tipos de placas solares, las fotovoltaicas y las térmicas, estas últimas son las que muchos de los pequeños ven en los tejados de las casas cuando vienen al cole. También pudimos ver algunos vídeos muy claros sobre la importancia del sol y cómo llega a nuestras casas la electricidad.


Como muestra de nuestro agradecimiento, le regalamos a nuestro experto una de las cartas de nuestra actividad gamificada. Con ella puede demostrar a todo el mundo que tiene el poder de compartir, compartir su conocimiento.


¡MUCHAS GRACIAS POR AYUDARNOS EN NUESTRO APRENDIZAJE!

viernes, 1 de diciembre de 2017

Un día "Wonder"


Hace varias semanas, y después de leer en clase el cuento de Elmer donde celebraban el Día de Elmer, se nos ocurrió la idea de celebrar el Día de August en la misma fecha que se estrenara la película Wonder en España, el 1 de diciembre de 2017.

Como sabéis, Wonder está basada en la Novela de R.J. Palacio "La lección de August". Durante varias semanas hemos estado trabajando el "espíritu" de la novela en clase y hoy al fin hemos leído su adaptación para Educación Infantil.

Pero no ha sido fácil llegar hasta su lectura. Antes de poder disfrutar de la historia de Augie hemos tenido que superar 3 pequeñas pruebas. Pruebas en las que era esencial trabajar en parejas de forma cooperativa. 

Todo comenzaba cuando al llegar a clase nos encontramos con el siguiente vídeo:


Después de reconocer a la mascota de la biblioteca del cole pudimos escuchar su mensaje. Comenzaba el trabajo en equipo.


La primera actividad era sencilla, consistía en bailar. Aunque para hacerlo un poco más complicado tenían que bailar en una zona marcada por un folio. Parecía muy sencillo hasta que cada vez que parábamos la música, o cambiamos de tema, tenían que doblar el folio, hasta que llego un momento en el que apenas cabían. La idea era que conversaran entre ellos para ver cómo solucionaban el problema. Como podéis ver hay de todo, desde los que se pegan lo máximo posible, los que agarran a su pareja en volandas y alguno que otro que disfruta de la música y se le olvida todo. De aquí dedujeron que era más difícil guardar el equilibrio cuando las parejas eran de diferentes alturas y que era más complicado ponerse de acuerdo 3 personas que 2.

Después de esta actividad estábamos preparados para el segundo juego. En esta ocasión, y también en parejas, tenían que buscar tantos objetos, por la clase, cómo nos indicaban los dados y, por último, descifrar la suma. Lo importante era que si en un dado salía el 2 y en el otro el 1 cada miembro de la pareja tenía que buscar o 2 o 1 no la suma de los dados, 3.

En la primera ocasión las parejas actuaron descoordinadas y no cayeron en la cuenta de ponerse de acuerdo antes de buscar, quién iba a buscar el resultado de cada dado, pero algunos, de forma individual buscaron directamente la suma de los dados, sin contar con el compañero. Al hablar en la asamblea sobre los problemas ellos mismos encontraron la solución, hablar entre ellos, era sencillo. Tenían que pensar como parejas, no de forma individual. La segunda ocasión salió perfecto, ningún problema. Pero en la tercera ocasión todo cambio, había una norma nueva: no podían hablar. ¿Cómo trabajar en equipo sin poder hablar? El encargado nos dijo la solución: "con las manos". Podéis ver cómo consiguieron resolver el reto ("¡hum!").


Después de estas actividades tocaba descifrar dónde se encontraba una pista que nos llevara a descubrir dónde se encontraba la sorpresa que Leo Morales nos tenía preparada. Para ello en parejas resolvieron unas sumas que nos daba un número que aparecía en un plano del colegio donde se encontraba la pista.


Resolviendo las sumas en parejas.

La pista era un codigo QR en el que podíamos ver una foto de ellos en la biblioteca cuando tenían 3 años. La pista era sencilla. Teníamos que ir a la biblioteca. 



En la biblioteca nos esperaba el libro de Wonder. Libro con el que dialogamos largo rato. Pero antes de leerlo les llamó mucho la atención que en la portada aparecía un niño que le faltaba un ojo y la nariz, decían que era un marciano o un astronauta que al viajar al espacio había perdido la nariz y un ojo.

Después de leer el cuento y hablar sobre "todos somos únicos", volvimos a clase y vimos algunas imágenes de niños y adultos que se parecían a August.


Fuente.
Charlamos sobre si alguna vez habíamos visto algún niño con esa enfermedad (Síndrome de Treacher Collins) o qué pasaría si conociéramos a un niño así. La imagen dio mucho que hablar y llegamos a muchas conclusiones pero prefiero que sea un dibujo de una niña de clase el que resuma toda esa charla y que hizo de forma libre. ¿Quién creéis que está llorando?


Según E.G. "un niño le decía cosas feas a un niño que estaba enfermo [se puede ver en las partes rojas, que indican heridas o la enfermedad, y que le falta un brazo] y su amiga lloraba porque le decía cosas feas a su amigo". 

Os dejo un vídeo que resume toda la actividad:

jueves, 30 de noviembre de 2017

Actualizado nuestro Espacio para la amistad

Ya está actualizada nuestra correspondencia con México. Ya conocemos sus nombres y podemos ponerles cara.

Nosotros seguimos en contacto con ellos por Whatsapp, que es muy rápido, y nos encanta mandarles apapachos y abrazos de oso. Además, con el proyecto de las 3R estamos descubriendo cómo se recicla en México y hemos visto vídeos muy interesantes sobre reciclaje que están hechos en ese país. De esta forma hacemos un estudio comparativo entre México y España.

Pequeños científicos

Con el proyecto sobre las 3R en clase hemos estado realizando muchos experimentos, tanto es así que hace unas semanas una de las compañeras de clase nos trajo un experimento de casa.

Con sólo detergente, levadura y agua conseguía crear un pequeño volcán. Un trabajo fantástico.


Y al final, como siempre, su merecido aplauso.


Por cierto, después de las clases que hemos recibido de fútbol, hoy hemos comenzado a practicar Karate de manos de un inmejorable sensei. La semana que viene podréis saber más.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...